La Cecina de Chivo de León, patrimonio provincial

Un producto de León, instaurado por los árabes, y adoptado por todos los leoneses, pero sobre todo, por los de la zona de Vegacervera, que han conseguido llevar a nivel de arte su producto.

En nuestra sección de Carnes de León, podrás encontrar a varios productores de León que ofrecen la deliciosa cecina de chivo. ¿no sabes de lo que te hablamos?

El hombre, desde antiguo, sintió la necesidad de conservar los alimentos para nivelar las escaseces con la abundancia. La leyenda bíblica de las vacas gordas y la llamada de atención sobre las vacas flacas, movió a las gentes a buscar una solución y unas técnicas para disfrutar de mejores condiciones los excedentes de hoy cuando llegasen las carencias de mañana.

Y las carnes, siempre tan delicadas para encontrarlas el punto de conservación, fueron curadas al amor del frío, que los montañeses asociaron tradicionalmente al viento más carismático y gélido que recorría sus comarcas de norte a sur: el cierzo. De esta manera, en agradecimiento a su colaboración, las piezas curadas dieron en llamarse ciercinas , que en el correr de los tiempos acuñaron el nombre de cecina.

Al menos así lo aseguran el primer diccionario de la Academia Española, editado en el año 1726 durante el reinado de Felipe V y el Etimológico de Roque Barcia, en 1889. Si bien publicaciones posteriores, como el Espasa, retrotraen el vocablo a la palabra latina ciccina -carne seca-.

El hecho es que los leoneses sabemos muy bien que somos el escaparate de esta conserva en toda España, y la cecina ha ocupado siempre un lugar de preferencia a la hora de combinarla con un buen plato de sus próximos parientes, por parte del cerdo, elevado a los altares de la gastronomía en forma de jamón, chorizo o lomo embuchado.

La cecina de chivo No parece que sea novedad alguna la devoción de nuestros paisanos hacia esta vianda que ennoblece cualquier mesa. El propio Padre Isla, en su inmortal libro Fray Gerundio de Campazas , nos describe en el siglo XVIII el gran banquete con que se celebró el sermón que el clérigo daba en su pueblo en la fiesta del Sacramento: «Dióse principio a la comida según la costumbre de comer en mesas de mayordomía, con un plato de chanfaina. Hubo su cordero asado, sus conejos, su salpicón, su olla de vaca, carnero, cecina, chorizos y jamón, todo en abundancia, sirviéndose por postres aceitunas, pimientos y queso de la tierra».

Pero nuestra montaña leonesa, ha llegado a rizar el rizo en el tema de la cecina. Además de la tradicional curación del vacuno mayor -distinguida con la denominación específica Cecina de León- ha entrado con fuerza en los mercados alimentarios para presentar en sociedad, después de conseguir una perfecta elaboración, la mayoría de edad de la cecina de chivo. Precisamente esta presentación, con honores de Capitán General, se viene haciendo durante muchos años consecutivos, desde nuestra querida y privilegiada villa de Vegacervera.

Y es que el anterior fin de semana ha sido el 30 aniversario la Feria de la Cecina de Chivo de Vegacervera. Y lo hace cuando está en puertas la declaración de Fiesta de Interés Turístico Provincial, con previsión de celebración cada segundo fin de semana de noviembre, como ha sido tradición desde que la historia es.

Pocos #productosdeleon tienen tanto arraigo en la gastronomía local y en #ladespensadeldiario defenderemos siempre los productos locales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *